Acondicionamiento de la Plaza Próspero Molina

Una de las primeras decisiones de esta gestión municipal fue abrir la Plaza Próspero Molina para que vecinos y visitantes puedan disfrutar y apropiarse de este patrimonio de los coscoínos. Así, fue necesario adecuar algunos accesos y cuestiones relacionadas a la seguridad en sectores determinados.

Acompañamos esta decisión con un intenso trabajo para acondicionar nuestra plaza: se pintó casi en su totalidad, comenzamos por carpintería metálica de locales y postes del cerco perimetral, mampostería de frente, fondo y locales laterales, oficinas internas y externas del predio así como también camarines y depósitos de planta baja y subsuelo. Se realizó cambio de luminarias de camarines y pasillos por sistema LED como así también los reflectores de la parte trasera del escenario sobre calle Tucumán desde Obispo Bustos a Catamarca, los cuales nos permiten reducir el consumo.
Se armaron dos fogones internos con estructuras de caño y chapa que quedan permanentes en el lugar y en cualquier evento solo requieren del traslado de heladeras y mercadería para poder utilizarlos porque ya cuentan con instalación eléctrica, agua y desagües.

En el escenario propiamente dicho, se cambió el cerramiento de los laterales. Se hizo un control de las maquinarias, plato giratorio al cual se le cambió el tablero de comando por uno de última generación, al elevador se le cambiaron los sensores y se realizó un control, en cuanto a los pétalos del escenario se ajustó el mecanismo, quedando en perfecto estado. Se demarcó el límite del escenario con iluminación de led asegurando así que sea bien visible el final del mismo para prevenir accidentes.

Por primera vez desde que fueran instaladas, se pintaron las tribunas y se sellaron las filtraciones de agua hacia los locales que se encuentran debajo de las mismas; luciendo hoy nuestra Guarda Coscoína dándole así un marco imponente al predio visto desde el interior.

Se renovó la fosa de fotógrafos y la parte exterior del escenario, cambiándole la forma y dando mayor seguridad a las personas que allí trabajan. Además se cambió el telón de fondo, que separa el escenario de la pre-escena.
En el subsuelo recuperamos espacios que se encontraban con humedad para transformarlos en vestuarios y depósitos utilizables.

Actualmente las butacas se encuentran en un corralito ubicado en la esquina de calle Tucumán y Catamarca, pudiendo así ser instaladas de acuerdo a la necesidad de cada evento particular.
Por fuera del predio se acondicionaron dos locales, que son utilizados para boletería y venta de merchandising.

Hoy por primera vez la Plaza cuenta con personal de mantenimiento permanente, que cada día trabaja para mejorar las instalaciones. Además el predio está abierto para visitas durante todo el año.