Todo el país representado en Cosquín de Peñas

El fin de semana estuvo lleno de emociones, música, baile y el país representado a través de sus artistas y visitantes que llegaron de distintos puntos de nuestra extensa nación y del exterior para disfrutar del mejor folklore de fiesta todo el año

 La alegría de llegar a la Capital Nacional del Folklore hoy es aún más inmensa, ya que a partir de este fin de semana nuestra querida Plaza Próspero Molina está abierta a todo el público. Y pasaron dos noches del circuito peñero y el encuentro en el Fogón Criollo que va invitando a congregarse en torno a la exquisita gastronomía regional.

El viernes la cuarta luna abrió su circuito en la peña El Encuentro convocando a músicos de la generación joven del folklore que buscan la mística coscoína.

La peña La Puerta del Sol supo ganarse a los presentes en un ambiente cálido con una pista de baile que parecía agrandarse con cada pareja que se animó a una chacarera o una zamba al compás de voces potentes como la de Lula Solis, quien ya hace varios años acompaña la propuesta del Cosquín de Peñas. También se dieron lugar cantos y bailes improvisados con la alegría propia de los locutores locales y los coordinadores de las peñas, que atentos a ofrecer lo mejor del calor coscoíno, también se ganaron el cariño de la gente.

Y nuestros músicos locales también hicieron propios estos espacios, Pichy Acosta con su violín, Marina Gonzalez con su característico carisma y la impecable voz de Maxi Banegas.

Para quienes gustan de la tranquilidad, la confitería La Real ofreció una conexión profunda entre los artistas y el público, que escuchó respetuoso las propuestas de nuevos artistas como Nicolás del Campo y la guitarra de Federico Pecchia que ya nos había deslumbrado en el Certamen para Nuevos Valores Pre Cosquín. Aquí se juntó la música de calidad, con mensajes sinceros y la oportunidad de establecer un diálogo con los presentes.

El circuito ya como es tradición convoca hasta altas horas de la madrugada a la peña La Salamanca, donde las emociones se congregan en una pista de baile llena de color.

El sábado abrió sus puertas la peña en el Club de Ajedrez, con un espacio colmado donde se disfruta de la buena comida, acompañados en esta oportunidad por Claudio Juarez, la voz del Festival Mayor. Se dieron cita allí el grupo Emerger que desde hace años es dueño de su propia peña en nuestra ciudad. Pasaron también los jóvenes cordobeses de Inquilinos con una propuesta nueva de folklore y Mariano Luque que apuesta a las peñas coscoínas.

Para el encuentro más íntimo, los visitantes pudieron disfrutar de la peña en La Casona, espacio más reducido que recibió también lo mejor del folklore nacional. Son los artistas quienes encienden la hoguera del folklore, para que Cosquín este de fiesta todo el año, apostando por abrir las puertas de la Capital Nacional del Folklore a los visitantes que llegaron de todo el país y de países vecinos para este encuentro de culturas.

El momento esperado en La Salamanca fue la presentación de Emiliano Zerbini que llenó la pista y se llevó todo el calor de un público amante de nuestra música popular.

El domingo fue el turno del Fogón Criollo que desde el mediodía comenzó a entonar las voces acompañando el paso de los turistas por la Plaza Próspero Molina. Espacio necesario para nuestra ciudad, que ofrece la mística festivalera en pleno invierno.

Participaron de este fin de semana colmado de folklore: Vittin Martoccia (Catamarca), Los Moldeños (Salta), Lucrecia Rodrigo (La Pampa), Gabriela Carel (Chubut), Carlos Velasquez del litoral, Emiliano Zerbini, Mariano Luque y Florencia Castro (La Rioja), Lula Solis, Cristian Capurelli, Nicolás del Campo, Germán Estaffolani, Mario Sbrascini (Santa Fe), Duo Allpa (Camilo Aldao- Córdoba), La Copla, Inquilinos (Córdoba), Los del Alma (Buenos Aires), Tayte (San Juan), María Elena Ferreyra (San Francisco- Córdoba), Pichy Acosta, Marina Gonzalez y Maxi Banegas (Cosquín), y muchos más. El país representado en nuestro Cosquín de Peñas continúa los días 22, 23 y 24 con el circuito peñero y el Fogón Criollo.

Fotos: Marina Sanchez Rial
Por Mariel Arriaga