Que la lluvia no apague el fuego sagrado

El Aquí Cosquin, es el llamado al encuentro, los fuegos artificiales que acompañan las arengas, expresan que un pueblo está de fiesta, y que el país se reúne durante nueve lunas, en la Capital Nacional del Folklore.

Nuevamente, el Ballet Folklórico Nacional, tuvo a su cargo la apertura de la séptima luna, deslumbrando con su técnica y puesta en escena. Reconocidos en el país y el mundo, serán los encargados de realizar la apertura en las lunas coscoinas, que restan.

Raúl Barboza, fue quien, con los acordes de su acordeón, empezó a marcar el ritmo del chamamé en la Prospero Molina. Mientras tanto, en el Patio del Festival, los bailarines comenzaban a bailar los primeros pasos de la música litoraleña. El más grande acordeonista argentino, fue el encargado de abrir la séptima luna.

La noche de los ganadores

En la noche del viernes, varios ganadores del Precosquín 2016, tuvieron la oportunidad de brillar en el Escenario, primero fue el turno del locutor Hugo Di María, de la sede Villa Constitución Santa Fe, quien presentó a la canción inédita ganadora: “Sus callosas manos”, de sede Ingeniero Luiggi, La Pampa.

Posteriormente, el Dúo Vocal Huancke, de sede Gálvez, Santa Fe, deslumbro al público con las impecables voces de estos jóvenes, que, a partir de este momento, inician una exitosa y extensa carrera profesional.

De Cuyo a Cosquín

Una de las voces más reconocidas y queridas de la música popular, es sin duda la de Claudia Piran. Dueña de un carisma único, y en un contacto directo con el público, la sanjuanina presento canciones como “San Juan por mi sangre”, “Zamba del Laurel”, “Póngale por las hileras”, entre otras. Con una impecable actuación, Piran volvió a afianzar la relación con el público coscoino.

También la noche del viernes, fue de la Delegación de la Provincia de San Juan, quienes, con una excelente puesta en escena, nos trasladaron imaginariamente a los paisajes cuyanos, dejándonos la música, la danza, las cuecas, el vino, y la alegría de la tierra del sol.

La noche del Humor

Cordobés de pura cepa, músico, cantautor y humorista, dueño de una capacidad innata de imitar y recrear cualquier personaje, Hugo Valera tuvo su gran noche en Cosquin. Por primera vez, el Escenario Atahualpa Yupanqui, recibió a uno de los humoristas cordobeses más reconocido en el país. Fue imposible no sonreír frente a sus muy logrados personajes, el aplauso y las carcajadas, lo coronaron en una noche para el recuerdo.

Reencuentros de la noche

Por un lado, la familia Pacheco, emblema de Deán Funes, provincia de Córdoba, inspiradores de una de las canciones más importantes del cancionero popular “Del Norte Cordobés”. Por el otro, Suna Rocha, cordobesa del departamento Tulumba, dueña de una voz inigualable. El resultado: la reunión en el Escenario Mayor, para brindar un espectáculo que nos trasladó imaginariamente, a una guitarreada en el patio de casa, con mate de por medio.

Por otra parte, justamente, el día viernes se inauguró la Escultura del gran folklorista argentino Jorge Cafrune, en uno de los ingresos de la Plaza Prospero Molina. Con mucha emoción, parte de su familia acompañó el descubrimiento. Durante la noche, Yamila Cafrune, tuvo su momento de gloria, con la actuación en el Escenario, que consagró a su padre. Pero no estaba sola, dos potencias se juntaron durante el espectáculo, Facundo Ramírez, hijo del gran maestro Ariel Ramírez (quien tuvo su homenaje en la jornada del jueves por Angela Irene y Juan Carlos Cambas), y Yamila. El pianista y la cantora, dejaron plasmado un legado de muchos años de historia, que hoy es una realidad en cada escenario del país.

De cuatro es la fórmula de la canción

El grupo coscoino Ceibo, brillo en la séptima luna del Festival Mayor de América. La formación que juega de local, ya que son de Cosquin, hizo cantar y bailar al público presente, con parte del repertorio grabado en el último trabajo discográfico titulado: “La Misma Luna”. “Canción para una mentira”, “Jazmín de Luna” y “La de Alberdi”, fueron algunas de las canciones que interpretaron, mientras comenzaba la copiosa lluvia en la Capital del Folklore.

Sin caer en la redundancia del término, la noche de Los Nocheros, comenzó con una intensa lluvia en Cosquin. Rubén, Alvaro, Kique y Mario Teruel, volvieron al Escenario Mayor, para dejarnos lo mejor de su repertorio. Si bien la caída de agua era constante, la mayor parte del público no se movió de la platea, algunos preparados para la inclemencia con paraguas y capas, otros improvisando protección con lo que tenían a mano, y otros disfrutando del show, literalmente bajo la lluvia.

“Entre la tierra y el cielo”, “Boquita de luna”, “No saber de ti”, “La Yapa” y otros grandes éxitos de su carrera, fueron los que sonaron durante más de una hora. A pesar del agua que caía del cielo, la llama que mantiene viva a esta Fiesta Popular, no se apagó.

Hoy sábado, nos reencontramos en la penúltima noche de la 56° edición del Festival de Cosquín; Bruno Arias, Palabracion de la Tierra (Paola Bernal – Jose Luis Aguirre – Meri Murua – Juan Iñaki), Dúo Coplanacu que “Festejan 30 Años”, Arbolito, Vivi Pozzebon, Rubén Patagonia y muchos artistas más.

Foto Dani
Por Fernanda Rodriguez

Nos acompañan estas Instituciones

Estas empresas hacen posible la realización del Festival