Porque las peñas tienen esa magia que nos encuentra…

El sábado 17 de septiembre, se llevo a cabo una nueva edición de la Peña de Cosquín. Anticipándose a la primavera, la Capital del Folklore, volvió a encender el fuego peñero, generando estos encuentros, en el lugar mas místico de las sierras.

La locutora coscoína Nathalie Allende, fue la encargada de dar la bienvenida a quienes llegaban a la reunión de todos los meses, donde la música popular argentina, es la protagonista. El primer músico que dio calor a la noche, fue el coscoíno Hugo Scotto, quien con un repertorio popular argentino y latinoamericano, dejo marcada la impronta del encuentro que trasciende las fronteras del país.

La noche iba tomando color, cuando el Duo Allpa, oriundos de la localidad Camino Aldao, se hicieron presentes en el escenario, mostrando un repertorio con excelentes arreglos de voces, que generaron el ferviente aplauso de todo el público.

Luego fue el turno de Franco Orozco, quien desde hace algunos años, eligió vivir en Cosquín, y en la noche de sábado, hizo bailar a todos los presentes, acompañado con músicos de excelencia.

La mujer de la noche, cordobesa y encantadora, que interpretó un repertorio bien popular en la peña fue Mery Murúa. Con una excelente voz y una propuesta peñera, generó una pista llena de bailarines durante gran parte de su actuación.

Facundo Arcec, oriundo de Santa Fe y Los Caldenes provenientes de La Pampa, dejaron lo mejor de su repertorio, con el claro objetivo de hacer bailar a todos. Cada uno con un marcado estilo, garantizaron la fiesta, las palmas y la euforia de los presentes.

Sin embargo, uno  de los artistas más esperados de la noche fue Peteco Carabajal, quien se presento acompañado con su hijo Homero, dejándonos parte de su repertorio de chacareras clásicas, generando el acompañamiento del publico a través del baile, el canto y las palmas. En la mitad de la presentación, aprovecho el clima peñero para comentar que en los grandes festivales no se presta el momento para cantar temas de contenido social que son gusto del intérprete, pero que en esta peña, se dio un clima de entre casa, que le dio la seguridad para interpretarlos. A partir de momento, sonaron canciones como “Si se calla el Cantor”, “Santiago querido”, entre otras. Para el final, invito a las mujeres y a los hombres presentes, para interpretar las últimas chacareras, consagrándolo una vez más, como uno  de los mejores artistas populares del país.

Para cerrar la noche, el grupo cordobés La Cruza, se presentó con un repertorio de alto contenido social, dejando un mensaje a través de sus canciones. Ellos son oriundos de Villa Libertador Córdoba, y están en la búsqueda constante de la reivindicación de las expresiones folklóricas que están surgiendo.

De esta manera, volvimos a vivir una nueva edición de la Peña de Cosquín, reuniendo en la Capital del Folklore, a nuestras expresiones populares, con artistas que representan los de diferentes puntos del país.

El próximo encuentro se realizará el sábado 22 de octubre, donde las luces volverán a iluminar el centro de la escena, en un Cosquín donde el folklore está de fiesta todo el año.

Por Fernanda Rodriguez

Nos acompañan estas Instituciones

Estas empresas hacen posible la realización del Festival