Piñón Fijo: “No soy sapo de otro pozo”

Este sábado a las 20 cantará en la Plaza Próspero Molina. Reivindica haber compuesto en muchos ritmos folclóricos y se suma a la polémica en torno a la ley de bosques de Córdoba.

Desde una sierra cordobesa en su casa en Mendiolaza, entre árboles nativos llenos de trinos, Piñón Fijo mira el horizonte con sonidos folclóricos en su corazón. Hoy, de 20 a 21, en la previa de la Octava Luna del Festival de Cosquín, Piñón Fijo se presentará “En Familia” con sus hijos Jeremías y Solcito Fijo: todos acompañados por el grupo Los Sacha, renovadores locales de las raíces folclóricas.

“Llevaremos una propuesta de música y danza para los niños y para toda la familia. Es una emoción muy grande poder estar en el escenario de Cosquín”. Lo dice Fabián Gómez en la piel (colorida y creativa) del payaso más popular de estas tierras, y también un explorador, él, de las músicas folclóricas argentinas y latinoamericanas. “El Festival de Cosquín es muy emblemático y es un honor poder estar hoy, más allá de cualquier connotación política o cultural”, puntualiza Piñón Fijo. “Pararse en el Escenario Atahualpa Yupanqui es un enorme desafío para todo artista verdadero”.

¿No lo había hecho ya? “La primera vez que estuve en Cosquín tendría unos veinte años. Piñón Fijo aún no existía: fui tocando la guitarra con una academia de danza. Y Karina, mi compañera, se quedó con mis bebés afuera de la Plaza Próspero Molina porque no la dejaron entrar. Después fui ya como Piñón Fijo para un Día del Niño. Regresar para actuar con Jeremías y Solcito es una gran emoción”, detalla. El 19 de septiembre, ella tuvo a su hija Luna, la primera nieta de Piñón Fijo. “Ser abuelo es algo indescriptible”, siente. El placer se potenciará en las canciones compartidas con Los Sacha, para todas las edades. “En estos años, mis canciones se hicieron parte de chicos que ahora son padres. Es hermoso atravesar tantas infancias y vidas ajenas a través de la música”.

Piñón Fijo siente una afinidad y una conexión con artistas que, desde Córdoba, generan búsquedas sustanciales -no pasajeras- para la música popular del siglo XXI. “Acá en la provincia hay gente muy grossa creando: Raly Barrionuevo, José Luis Aguirre, Ramiro González o Mery Murúa, entre otros, están en las grandes ligas, quizá no tan visibles como lo merecerían. Yo voy aprendiendo y nutriéndome de toda la gente que cruzo en el camino”. Y revela: “Muchos, quizá por verme con la indumentaria de payaso, creen que lo mío es sólo el Chu chu ua o Basta de mamadera. Pero el folclore está presente en mi piel y en mis tripas. He compuesto en ritmos de huayno, carnavalito, chacarera y chamamé para mis discos. No soy un sapo de otro pozo”.

Mientras se prepara para otros caminos (el 25 de febrero cantará en Madrid y el 5 de marzo en Barcelona), deja ver que su conexión con la tierra y con los paisajes serranos es ecológica y bien consciente. El 15 de enero, se pronunció en defensa de los montes nativos y de los artistas que se oponen en Córdoba a la modificación de la Ley de Bosques Nativos. ¿Cómo? Subió a las redes sociales un video en apoyo de Doña Jovita, el personaje folclórico del músico José Luis Serrano. El 9 de enero, por oponerse a la Ley de Bosques en sus conciertos, Doña Jovita -y también Raly Barrionuevo- habían recibido un duro comunicado contra ellos de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez).

Así como varios artistas en Cosquín, Piñón Fijo defendió en su video a Doña Jovita: “La vida te puso en un lugar para que lleves la voz de muchos otros que también estamos preocupados por un futuro sin monte”. Y agrega: “Te piden fundamentos científicos, Doña Jovita, y no debe haber ciencia más exacta que la realidad ante nuestros propios ojos”.

En un futuro lo reafirmará cantando, no como Piñón Fijo sino como Fabián Gómez (su nombre real:) “No confrontes con el monte, tu horizonte borrarás”. Es el estribillo de su canción Crepúsculo, que completó especialmente. Opina Piñón: “La Ley de Bosques sería una catástrofe para los montes originarios. Acá no estamos discutiendo el progreso de la industria rural sino la calidad de vida de nuestros nietos”.

LA OCTAVA LUNA DE COSQUÍN

Una noche de alto nivel artístico en el Festival

Esta noche, la anteútima Luna de Cosquín, cantarán artistas que buscan expresar las tradiciones con sonidos nuevos y mensajes propios. A las 22 abrirá el Chango Spasiuk y le seguirán La Bruja Salguero, el Dúo Huaucke, y luego los toldenses Che Joven -los hermanos Pablo y Marino Coliqueo- mostrarán sus canciones por los pueblos originarios, con invitados (Paola Bernal, Milena Salamanca, Lucía Albornoz, Yani Lui, Hernán Bolletta, Mariano Luque, Fran Lanfré, Germán Kalber y otros). También tocarán Ramiro González, el Dúo Coplanacu, Juan Iñaki, Pachi Herrera, Inti Illimani, y, al cierre, Bruno Arias.

Nos acompañan estas Instituciones

Estas empresas hacen posible la realización del Festival