Noche de finalistas del Pre-Cosquín

Música, danza y poesías en cada presentación que trae consigo sabores regionales de nuestra tierra buscando consagrarse en esta intersección de culturas que es Cosquín.

Noches largas de amaneceres desvelados en la ciudad que no duerme el mes de enero pues aquí confluyen las almas en busca de folklore y de esa magia de cacharpayas eternas en cada rincón.