La luna del comienzo, la fuerza de la resistencia

Comenzó la 56° edición del Festival Mayor de América. Con un emocionante mensaje, el cura párroco de la ciudad, Roberto Alvarez, llevo a cabo la tradicional bendición al Festival, y su gente.

Posteriormente, las más de cinco mil personas, que asistieron a la luna de apertura, interpretaron de pie, en Himno Nacional Argentino, en la voz de Raly Barrionuevo, José Luis Aguirre, Jaime Torres, y la música de Elvira Ceballos.

Y llegó el tan esperado grito, ese que da inicio a la fiesta, en la voz del maestro de ceremonias Claudio Juarez, el llamado a Latinoamérica, para decir una vez más que empieza el milagro.

Luego el Ballet Camin de la ciudad de Cosquin, interpretó el Himno a Cosquin, haciendo una recreación de la independencia de la patria, hace 200 años atrás.

La noche de los regresos

El maestro Jaime Torres fue el artista encargado de inaugurar la primera luna. Después de muchos años de ausencia, presento un show digno de la trayectoria de este artista que supo trascender y llevar las raíces culturales de su pueblo a todo el mundo.

Uno de los regresos más esperados, fue sin dudas, el de Liliana Herrero, quien volvió a pisar el Escenario Atahualpa Yupanqui, luego de varios años de ausencia. El público atento y respetuoso, disfrutó de un exquisito repertorio: “Imposible”, “La Nostalgiosa”, “Tu nombre y el mío”, entre otros.

La danza también tuvo su espacio en el escenario, la pareja de baile tradicional Cruz – Flores, ganadora del Precosquin 2016, generó el aplauso de pie en la Plaza Prospero Molina. Ellos representaron a la provincia de Salta, y demostraron la razón por la cual, fueron elegidos ganadores.

Otro de los retornos, fue el humor, todas las noches tendremos la oportunidad de disfrutar de grandes humoristas del país, esta noche fue el turno del Gato Peters, quien genero carcajadas en toda la platea.

También Juan Falu, tuvo la luna del retorno. Fiel a su estilo, y a la intensidad en los mensajes de las canciones que compone e interpreta. En la noche del sábado, sonaron “La Tristecita”, “Vidala del Nombrador” y “Algarrobo Algarrobal”, entre otras.

La música ciudadana, tuvo su momento, en la voz del ganador de Precosquin en el rubro Solista Vocal Masculino de Tango Juan Molinelli, proveniente de la sede San Francisco Córdoba. Este año, los ganadores del Certamen Para Nuevos Valores más importante del país, tendrán mayor tiempo de actuación en la grilla, con el fin de mostrar al país y al mundo, la música y la danza, que los consagro ganadores.

Comenzábamos a entrar en las horas previas a la madrugada, y Elvira Ceballos, nos deleitó con los acordes del piano, y su gran capacidad de remontarnos a paisajes y sentimientos.

José Luis Aguirre, el paisano de Traslasierras, quien solamente con su guitarra, tuvo la capacidad de levantar a una Plaza, que aplaudió y celebró temas, en la mayor parte, de su autoría. Fue una noche para el recuerdo, ya que fue el primer espectáculo como solista en el Escenario Mayor de América.

Los jóvenes de Los Chazas, también se destacaron en el escenario, con una excelente propuesta artística, que genero el aplauso de todo el público presente.

Cerca de las 2.30hs, llego el momento de presentar al artista más esperado de la noche, Raly Barrionuevo, quien con una actitud distendida y con todas las expectativas puestas en el show, hizo bailar a quienes se encontraban en el Patio del Festival, y en todos los espacios libres que encontraban. Invitó a muchos amigos al escenario, dejando su mensaje de lucha y resistencia.

La segunda luna tiene preparada más sorpresas: Leandro Lovato, Emiliano Zerbini, Jairo y Luciano Pereyra y muchos más, serán los encargados de coronar la noche del domingo.

Foto Dani
Por Fernanda Rodriguez