Fin de semana de fiesta en Cosquín

El día sábado se vivieron emociones intensas al calor del folklore con música, baile y comidas regionales para disfrutar en familia y con amigos

 Pese al frío invernal, Cosquín se vistió de fiesta para encender las hogueras del folklore en distintos puntos de la ciudad. El circuito peñero repleto con artistas de la juventud del folklore, con aires nuevos en busca de convertir a nuestra ciudad en ese encuentro de culturas durante todo el año.

Aquí se encuentran amigos de todos los puntos de país y concuerdan en reconocer que se hace larga la espera por el “enero festivalero” de Cosquín, es por ello que la apuesta es el folklore de fiesta todo el año, para acortar distancias y ofrecer a los visitantes espacios preparados para compartir un vino y una empanada, y por qué no, bailarse alguna chacarera.

La ciudad se preparó para estas nueve lunas que nos encuentran llenos de energía y con ganas de compartir nuestra casa; los hoteles prepararon sus plazas y se pudo ver en cada rincón de la ciudad a los amantes del folklore en busca de las coplas al viento. La Plaza Próspero Molina fue el lugar preferido para llevarse el recuerdo fotográfico de la Capital Nacional del Folklore. Además pudieron disfrutar de algunas muestras de las manos coscoínas en la feria de artesanías.

Una noche intensa de sábado, con un circuito peñero que arrancó en la Iglesia Nuestra Señora del Rosario con la actuación de Laura Ponce; Añapa Dúo y Ángela Irene. Llegadas las 22hs abrieron sus puertas La Casona; La Imperial; La Puerta del Sol; La Pulpería; El Encuentro y La Salamanca para llenar cada rincón de la ciudad con música y baile. Y se hicieron presentes los artistas locales como Franco Orozco y Paola Bernal que pusieron en sello coscoíno a la velada, pero también quienes por adopción eligieron Cosquín como su lugar. Algunos llegaron por primera vez a esta fiesta, con un sueño pendiente que se realizó a compás de las palmas y el revolotear de los pañuelos.

No faltaron los improvisados pasos de baile y las mesas largas de amigos congregados con un vino, disfrutando de la esmerada gastronomía regional. Y la madrugada encontró nuevamente a Cosquín con toda su mística festivalera en pleno invierno.

La mañana del domingo amaneció cálida, como esperando el inicio de una nueva propuesta que se presentó en el Fogón Criollo frente a la Plaza Próspero Molina, donde se prepararon las comidas para un almuerzo a puro folklore. Abrió la jornada la artista consagrada de nuestro Certamen para nuevos Valores Pre Cosquín, Daniela Azás y la pequeña pista de baile parecía ampliarse con cada pareja que se acercó por una zamba, un gato o una chacarera. No faltaron las voces jóvenes con la emoción propia de quien llega por primera vez al lugar anhelado en busca de mostrar su talento.

Ambiente más íntimo pero repleto de energía festivalera que contagió las calles de la ciudad, y endulzó a los visitantes que de pasada hicieron la parada indispensable en Cosquín. El paisaje de las Sierras de Córdoba acompañó estas jornadas ofreciendo a cada pasajero la foto perfecta de estas vacaciones de invierno.

Y cerraron las puertas por este fin de semana pero la llama sigue encendida y nos espera para disfrutar de las seis lunas restantes de este Cosquín de Peñas los días 15, 16 y 17; 22, 23 y 24.

Fotos: Marina Sanchez Rial
Por Mariel Arriaga