El sábado por la noche, se llevó a cabo una nueva edición de la Peña de Cosquín

La premisa en Cosquín el folklore está de fiesta todo el año está cumplida:  la Peña de Cosquín se convirtió en un clásico de todos los meses, reuniendo a público y músicos de todo el país, para mantener viva la llama de nuestra música popular.

Con un excelente marco de público, la edición de octubre de la peña, desplegó toda la magia de la música y la danza. Con la voz Pablo Bahuoffer, comenzó la noche peñera, dando la bienvenida a quienes disfrutan de estas veladas de música popular.

En el comienzo, una ganadora del PreCosquín 2013, que en esta oportunidad se presento con su formación llamada: María Elena y la Encrucijada. Con una excelente voz, y una presencia en el escenario, demostró el motivo por el cual, fue elegida ganadora del Certamen más importante del país.

Posteriormente, el grupo cordobés Inquilino, presentó parte de su último material discográfico “Pequeños Infinitos”. Los bailarines colmaron la pista y aplaudieron con entusiasmo cada una de las canciones elegidas en el repertorio e interpretadas por Galo Botello y Beto Durand.

Como en todas las ediciones, los músicos coscoinos tienen su espacio como anfitriones de la fiesta, en esta oportunidad fue Marina González, quien con un caudal de voz destacable, generó por momentos, un ambiente de teatro, y otro de fiesta.

German Staffolani, músico santafesino, fue el encargado de hacer bailar a los bailarines profesionales y a los improvisados. Luego fue el turno del cantautor de traslasierra, con su chacarera chuncana, sus canciones de lucha y unas perfectas representaciones del pago. José Luis Aguirre, nuevamente encanto al público de la peña de Cosquín.

En una noche donde las mujeres cautivaban con su voz, subió al escenario La Bruja Salguero presentando un espectáculo de primer nivel. Hija de la tierra riojana, nos dejó el mágico sonido de la caja, con las coplas chayeras. Durante su actuación, quedo demostrado porque hoy es una de las mujeres representantes de nuestra música popular, en todo el país.

Para el final, Los Cuatro de Salta pusieron la impronta salteña, con zambas y chacareras, al estilo tradicional y con una pista colmada de bailarines. El cierre estuvo a cargo de Brisas del Norte, la banda cordobesa que recorre los escenarios del país con la música, la fiesta y los colores, que caracteriza la música del norte.

De esta manera, volvimos a vivir una nueva edición de la peña de Cosquín, con la magia, la música, la danza y el color

El próximo encuentro será el sábado 19 de noviembre, 22hs, en el Centro de Congresos y Convenciones.