Crónica de la séptima luna

La Séptima Luna arrancó con un clima de encuentro y una plaza colmada, cada uno de los pasillos ocupado por cámaras y periodistas que esperaban por una gran noche.

Y así fue, el puntapié inicial estuvo a cargo del Ballet Camin que con una imponente energía llenó de color el escenario con su interpretación del Himno a Cosquín.
Los primeros acordes de Mario Boffil invitaron a las valientes parejas que se animaron a tomar los espacios libres bien abrazados para un chamamé.

A su paso el Atahualpa Yupanqui se llenó de bailarines con coloridos vestuarios que representaban a todas las regiones y también modernos atuendos para una excelente puesta en escena que traería consigo a una de las artistas más queridas del folklore. Desde el costado del escenario se elevó la plataforma con La Sole esbozando una gran sonrisa para comenzar a deleitar a su públicos con sus temas.
Como no podía faltar, el poncho al viento, su marca distintiva llenó de gritos de emoción toda la platea.
Un mix de chacareras acompañada de su hermana Natalia Pastorutti, demostraron el por qué de veinte años de impecable trayectoria para esta jovencita llegada de Arequito.

Momento de la danza con el ganador de rubro Malambo Individual del Certamen Pre Cosquín, que trajo sobre el escenario toda su destreza gaucha. Daría paso al encuentro denominado Tierra de Canciones con Seba Cayre, Javi Caminos y Fran Lanfre que se apoderaron del público.

Como cada año, llegó desde muy lejos la delegación de Japón con versiones de nuestros clásicos del cancionero folklórico y algunos tangos. Recibieron el poncho coscoíno de manos del Intendente y miembros de la comisión de folklore.

Más tarde sería el turno de las Postales de Provincia con la cuna de la bandera Santa Fe que llegó acompañada de una comitiva encabezada por el gobernador Miguel Lifschitz que disfrutó de la impecable presentación de sus compatriotas.

Paola Bernal puso el sello bien coscoíno y cordobés a la noche, con su toque distintivo y único.

Los nuevos valores continúa sorprendiendo al público, en este caso subieron al escenario los ganadores del rubro Conjunto Vocal: Duende Fusión Folk para poner sobre la mesa una perfecta combinación de talentos.

Le seguiría Los Sacha con un mensaje en favor de nuestros bosques. Este grupo acompañará en la noche de hoy sábado la presentación para toda la familia de Piñón Fijo.

Y llegó el momento esperado sobre todo por la platea femenina… pese a un desperfecto mecánico que se viralizó por las redes, llegó a Cosquín Luciano Pereyra con su carisma sobre el escenario y un toque sensual para hacer vibrar a las jovencitas y no tanto…

El momento más emotivo de esta Luna de Encuentro fue su sentido homenaje a Horacio Guarany junto a Soledad. Con un público respetuoso que admirando a estos talentosos jóvenes dejó que volcaran sobre el Atahualpa Yupanqui todo su sentimiento y agradecimiento a un grande que acompañó sus carreras artísticas.

Ya se acercaba el final y sobre el escenario la voz de Flor Castro que nos acompañara en la Peña de Cosquín, dio paso al santiagueño Marcelo Mitre encargado de cerrar la Séptima Luna.

Hoy sábado aguardamos por el Abrazo de la Tierra desde las 22hs. Pero previo a ello, toda la familia podrá disfrutar del show de Piñón Fijo junto a Los Sacha. A partir de las 20hs para colmar la Próspero Molina de pequeñas sonrisas.

Reviví la séptima luna del Festival Cosquín 2017

Foto Dani
Por Mariel Arriaga