Cosquín de Peñas – Primera noche

El encuentro de culturas tuvo su lugar nuevamente en la Capital Nacional del Folklore con el inicio del Cosquín de Peñas. Pese al clima frío de la víspera del 9 de julio, las hogueras del folklore volvieron a encenderse en tres puntos del circuito peñero coscoíno.

Con los primeros acordes comenzaron a asomarse las almas expectantes de música y danza, con los pañuelos preparados para los pasos de zamba. Los primeros en llegar a la Peña El Encuentro fueron recibidos por Juan Iñaki voz joven de nuestro folklore que dio el puntapié inicial a una noche llena de color. Luego fue el turno del grupo Kalynda que acompañaron por primera vez las peñas de Cosquín con la alegría de estar entre amigos en este espacio de coincidencia nacional. Ya los tímidos bailarines aportaron la cuota de baile mientras otros disfrutaban de las comidas regionales.

Desde el frío invernal de las Sierras Cordobesas continuaron llegando los amantes de folklore en busca del duende coscoíno.

Llegó la medianoche y comenzó a sonar nuestro Himno Nacional con la emoción de los 200 años de independencia de nuestra patria.

Mientras en la peña La Salamanca la pista estaba colmada con las chacareras del coscoíno Franco Orozco. Desde los pagos tucumanos, Poly Argañaraz trajo su potente voz para demostrar que Cosquín es el encuentro por excelencia de todas las regiones de la Argentina. Para dar el paso a Marisa Luján, coscoína por adopción que trajo los ritmos del patio del Chamamé.

Más tarde fue el turno de Ricardo Palavecino que invitó nuevamente a ocupar las pistas.

La Casona ya comenzaba a avistar la llegada del final con unos pocos resistentes que acompañaron a Añapa Dúo con un invitado especial que llegaría para dar el broche de oro a la noche peñera, Juan Iñaki que en esta hermosa peña del centro coscoíno que se prepara para continuar hoy con el circuito del Cosquín de Peñas que se volverá a encender esta noche.

Pasaron también por la primera luna del Cosquín de Peñas: Llaxtamasi; Peque Bonardi; Kunan Pacha; Nuevas Raíces; Emiliano Martìn y Paola Ruiz Dìaz.

Fotos: Marina Sanchez Rial
Por Mariel Arriaga